Atención en clínicas de accidentes

cirugia

Los accidentes han estado presentes en todo el mundo a lo largo del tiempo, como bien lo dice su nombre, son situaciones que escapan del control y de las manos de las personas, generándoles lesiones físicas que requieren tratamientos y ayudas para su recuperación.

Años atrás el cuidado de estos estaba en manos de los profesionales de la salud, que para años atrás no tenían especialidades tan marcadas como las actuales si no que eran generalistas con conocimientos varios acerca de la medicina, las cuales aplicaban a sus pacientes según creían conveniente, las clínicas de accidentes como tal tuvieron su aparición muchos años adelante.

Historia de las clínicas de accidentes

Con el pasar de los años la cantidad de accidentes no disminuía sin embargo los médicos sí iban en aumento y sus capacidades también.

El siglo XIX fue momento en el cual se empezó a pensar en el tratamiento de accidentes sin llegar aun, claro está, a la concepción de las clínicas de accidentes, solo a servicios en estos eventos prestados por los planes de obreros de compensación, compañías ferroviarias y algunas ciudades de Europa y Estados Unidos.

No siendo hasta 1911 que se desarrollara el primer centro de atención traumatológica del mundo en Louisville, puntualmente en el hospital de la Universidad de Louisville de la mano del cirujano Arnold Griswold quien además, para la década de 1930 había equipado también vehículos de policía y bomberos con suministros médicos para la atención primaria del paciente mientras llegaba al hospital, dotando a varios oficiales de capacitación apropiada para realizar dicha labor.

A partir de allí las clínicas de accidentes, o al menos la designación de un lugar para tratarlos dentro de otras entidades de salud, empezó a ser altamente acogida como recurso para lograr que las personas que requerían el servicio fueran atendidas prioritariamente, haciendo del tiempo de atención dato primordial para la conservación de la vida del paciente.

Procedimiento de asistencia sanitaria en clínicas de accidentes

En los hospitales y clínicas es común encontrar que hay zonas propias para el área de trauma, allí pasan las personas que, tras una evaluación del médico, se ha determinado que tiene fracturas, luxaciones, dislocaciones y similares que requieren de atención en esa área.

Las clínicas de accidentes tienen el mismo procedimiento pero por lo general los mismos socorristas son quienes determinan en el traslado si requiere de atención hospitalaria o directamente pasan a trauma, siendo el último caso una evidencia contundente de que es a esa área a la que debe dirigirse.

Esta especialidad se ha vuelto sumamente necesaria ya que muchos de los accidentes de tráfico son remitidos directamente allí, sin necesidad e congestionar aún más las salas de emergencias de los hospitales, por desgracia el volumen de accidentes de tráfico es cada vez mayor lo que hace más que necesaria la presencia de este tipo de entidades y de profesionales dedicados a ello.

En estos lugares el funcionamiento es por lo general básico, a menos que presente traumas severos o graves que impliquen intervención de otras áreas de la medicina, constan de salas que tratan lesiones leves que necesitan entablillar, acomodación de huesos, aplicación de yeso para casos más graves y tratamientos en todo lo referente a la recuperación ósea, incluyendo algunas veces fisioterapia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *