Coches eléctricos ruidosos a partir de 2021

Publicado el
coches electricos silenciosos

Los coches representan un gran avance para la sociedad moderna dado que se ha convertido en un medio de transporte para muchas personas, logrando desplazarlas, incluso en grandes cantidades, por largas distancias en un tiempo menor al que se tomaría yendo a pie.

La importancia de los coches eléctricos silenciosos

Los coches también ofrecen un entorno cómodo y seguro donde ser manejados.

Sin embargo, existen algunas problemáticas relacionadas con su uso, como la contaminación que generan en el medio ambiente, con la expulsión del CO2 por ejemplo y la contaminación sónica que suele afectar a la salud de las personas, debido a que les produce estrés, ansiedad y puede llegar a causar daños auditivos.

Para contrarrestar esto y sin dejar de emplear este medio de transporte, se comenzó la creación de coches eléctricos para combatir las emisiones contaminantes y reducir el ruido en las ciudades que termina por afectar la salud de los ciudadanos.

A pesar de que ya existen modelos eléctricos circulando por las calles, ha surgido una problemática en cuanto a su presencia de estos coches debido a que no generan ruido al momento de ser conducidos o cuando van en retroceso y aunque esto puede ser beneficioso para la reducción de contaminación sónica, puede provocar que incremente el número de accidentes de tránsito.

¿Quieres saber por qué pasaría esto?

Continúa leyendo este artículo para que descubras los motivos de que, a partir del 2021, se les pida a los coches eléctricos que emitan un mínimo de ruido.

La Unión Europea ha puesto en vigencia una medida que les exige a estos vehículos a cumplir unas obligaciones mínimas de ruido para que estos puedan ser percibidos más fácil por los demás conductores que circulen en la vía.

Por lo cual, todos los coches que sean silenciosos y sirvan de trasporte por el territorio europeo, los eléctricos híbridos y los puros, deben modificar el sistema de alerta acústica de vehículos para que cumplan con la nueva normativa.

Esta nueva ley se aplica a los modelos desde el primero de julio y a todos los que comiencen a comercializarse desde este mismo mes del año 2021, dado que se le dará un período para que los fabricantes y los clientes para que puedan adaptarse y orientados a los coches que sirvan como medio de transporte para los usuarios y los que trasladen mercancías.

Los vehículos deberán emitir ruido cuando su velocidad en la vía sea menor a 20 kilómetros por hora y cuando estén en retroceso.

Un cambio importante para los fabricantes de coches eléctricos

El sonido que se le dé para estas acciones estará sujeto a los deseos de los fabricantes. Sin embargo, la Unión Europea puntualiza que deberán ser parecidos a los que emite un motor de combustión común y encontrarse entre 56 y los 75 decibelios para que puedan ser percibidos correctamente.

De igual forma, se prohíbe que se puedan desactivar manualmente el sonido, dado que era una posibilidad que ofrecían los vehículos eléctricos.

De acuerdo con la UE, se han tomado estas medidas debido a que la reducción de sonido que antes servía como una señal sonora para los que transitaban las vías, como los que sufran de alguna discapacidad visual o para los que andan en bicicleta, puede ocasionar que aumenten los accidentes debido a que ellos no podrán notar cuándo y qué tan próximo se encuentre uno de estos coches eléctricos.

Con este cambio se intenta incrementar la seguridad de los que conducen por las vías junto a los otros conductores. Esta nueva normativa ha venido siendo prepara desde el 2018 y tras una serie de consultas con un grupo de profesionales, es que se ha dado a circula y a funcionar.

Cuestión de seguridad

La medida tomada por la Unión Europea tiene como finalidad la protección y seguridad de los que transitan por las vías y puedan verse afectados por estos coches eléctricos que no emiten ningún tipo de sonido o señal de que están cerca.

A pesar de que la función silenciosa de los vehículos eléctricos  mejora los efectos positivos del medio ambiente y al bienestar saludable de las personas, gracias a la reducción de contaminación sónica, esta cualidad puede ocasionar ciertos problemas a nivel vial.

La importancia de que los otros usuarios tengan una alerta sonora de que hay un vehículo circulando cercano a ellos es importante porque evitará el riesgo de accidentes, dado que aún cuando los coches comunes emiten sonidos, los accidentes viales siguen ocurriendo. Mediante la normativa se busca reducir esto para evitar los daños a usuarios.

De igual manera, los requisitos mínimos exigidos para los coches eléctricos no solo toman en cuentan la integridad física de los usuarios que circulan por las vías y los transeúntes, sino también el impacto en el medio ambiente, dado que se les solicita es solo la cantidad de sonido necesario para que pueda ser percibido por las personas pero que tampoco ocasione un gran daño acústico.

Para esta medida también hace falta la contribución de los conductores que circulen por las vías, dado que su atención ante una conducción adecuada y segura depende de ellos.

Conducir correctamente es de vital importancia ya que se comparten las vías con otros usuarios que puedan verse afectados por alguna imprudencia que termine por ocasionar un accidente que pueda causarles un grave daño tanto al conductor como a la víctima.

Sin embargo y con esta nueva medida las probabilidades de accidentes causados por un vehículo eléctrico sean menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *