Deportes y tecnología, la pareja ganadora

tecnologias deporte

Incluso la persona más sensata del mundo puede perder la cabeza por su equipo preferido. El deporte es emoción, competencia, entretenimiento y pasión. Estas son algunas de las características que hacen del deporte un fenómeno universal, donde también tiene cabida la emprendeduría tecnológica. En el marco de la conferencia sobre Gestión de empresas Deportivas que celebra anualmente la IESE, se presentaron proyectos emprendedores como From the Bench Games y TicketBis, que se sustentan sobre una pareja de éxito: el deporte y la tecnología.

From the Bench Games, jugar a toda hora

A pesar de empezar a gestarse previamente, no fue hasta el 2008 que se fundó From the Bench Games. “Es una empresa de desarrollo, producción y comercialización de juegos para dispositivos móviles; y siempre bajo licencia oficial de clubes de fútbol o entidades deportivas” explica José David Poveda, CEO de una empresa que este año prevé triplicar su crecimiento.

Sus fundadores hacían juegos desde el 2003, a pesar de que su actividad principal era la consultoría web. “La pasión por el deporte nos trajo a crear una liga fantástica, que era un concepto nuevo para la época”, recuerda Poveda. El que era un hobby entre 16 amigos, se convirtió en dos años en un juego con 300.000 usuarios.

“Se nos fue de las manos, y de manera altruista no se podía gestionar. Al final decidimos sacarle partido y vivir de esto”, dice el CEO de From the Bench Games. Un modelo de monetització freemium, de juego gratuito pero con posibilidad de pagar para obtener ventajas, los funcionó. Y El 2008 detectaron la oportunidad que suponía la eclosión de Facebook y la Iphone, “que permitía hacer videojuegos sin una gran producción”, detalla Poveda.

Reconoce que “sin tener una idea muy clara del que íbamos a hacer, hablamos con Barça y Real Madrid, pero los gustó e hicimos la primera versión del Fantasy Manager, que ahora está disponible para 40 equipos”. El éxito de este juego donde el usuario puede ser la persona con más poder de decisión en todos los ámbitos de su club preferido, tuvo tan de éxito que “las tres primeras semanas estuvieron caídos los servidores”.

Un golpe tenían audiencia con Barça y Madrid, replicaron el modelo con los grandes equipos del mundo. Más tarde, ha llegado la aventura americana y la expansión a sus grandes ligas, como la NBA o la NFL.

Poveda tiene claro que el deporte es un filón importante para hacer negocio. “La emoción hace perder objetividad al usuario. Quién se compraría una camiseta por 80€? Pues la gente se compra la de Messi sin pensárselo”.

Además, explica, “nos hemos encontrado en un sector con falta de estructura. Hay grandes departamentos de marketing, espònsors, legales, etc. Pero de negocio digital no hay grandes estructuras”. Para clubes como Barça y Madrid es muy sencillo conseguir audiencia, pero “el gran handicap es como monetizarla en Internet. Hasta ahora lo hacían vendiendo politons, salva pantallas o vídeos; y nosotros encontramos la oportunidad clara del gaming”, concluye.

TicketBis, ninguna entrada desaprovechada

Prevén facturar más de 60 millones de euros, tienen 250 trabajadores y operan en una veintena de países. Estas sólo son algunas de los datos de TicketBis, fundada el 2009. “Es una plataforma de compra y venta de entradas entre particulares”, resume sencillamente Ander Michelena, uno de sus cofundadores.

La idea es “vender si te sobra una entrada o comprarla de forma transparente. Somos los intermediarios que garantizamos la operación”, detalla. Michelena explica como abandonó un trabajo estable a Morgan Stanley en Londres cuando “identificamos una oportunidad muy grande. Las grandes empresas de ticketing dominaban el mercado primario, pero había una gran necesidad en el mercado secundario, donde no se podía comprar de forma segura”.

En el proceso de transacción, TicketBis se hace responsable que las entradas o abonos lleguen de forma segura de comprador a vendedor, y el importe queda retenido y no se abona al vendedor hasta que el comprador ha disfrutado del espectáculo. Este elemento les genera un importante cash flow, “una cosa que gusta especialmente a nuestros inversores”, confiesa divertido Michelena.

Hasta ahora, la única alternativa para los fans desesperados era acudir a la reventa. “La regulación cambia a cada mercado, pero en España el que se prohíbe es la reventa ambulante, según un decreto de la Policía de 1982 que pretendía evitar una mala imagen durante el Mundial de fútbol”, explica para aclarar la legalidad de las operaciones de TicketBis.

Se trata de un modelo que “funcionaba muy bien en los Estados Unidos, donde la principal empresa había sido comprada por Ebay, esto nos animó”, recuerda Michelena. Señala que “la emoción es uno de los principales elementos del deporte, que se traduce en compras mucho más impulsivas, locuras que hace la gente al tener un sentimiento muy fuerte”. De esto se beneficia TicketBis, que también ha ampliado el campo de negocio con entradas por conciertos y espectáculos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *