Como mantener una postura correcta

consejos para mantener una postura correcta

El tener una buena postura aunque sea un asunto de salud anticuado y hasta desatendido no deja de perder importancia y no solamente afecta a las personas que pasan muchas horas de sus vidas frente al ordenador (que representan la gran mayoría de las personas).

¿Por qué debemos tener una buena postura?

El tener una buena postura no solo evita problemas de tensión muscular, fatiga o dolores de cabeza, sino que también pueden convertirse en problemas mucho más graves como pueden ser las hernias discales, mala alineación corporal o fatiga crónica.

Unas de las más afectadas en lo que respecta a los problemas de postura son las mujeres, estas suelen mantener una mala alineación de cadera dado que al momento de los descansos suelen apoyar todo el peso de su cuerpo en unas sola pierna, también es visible al usar tacones muy altos.

Causas de una mala postura

Son muchos los factores causantes de una mala postura, parten desde los objetos (como pueden ser sillas mal alineadas, soportes mal colocados, etc…) hasta por comportamiento (se siente “pereza” de caminar erguido).

En cualquiera de las circunstancias esto lleva a una severa desalienación del cuerpo que termina enfocando una serie de complicaciones a nivel cervical, dorsal y lumbar de la columna.

Un ejemplo muy práctico es el uso del teléfono móvil, las personas no suelen llevarlo hasta sus ojos sino que en lugar de eso prefieren agachar la cabeza, esto hace que una tensión considerable se concentre en el cuello (por no tener como soportar a la cabeza) y produzca severos dolores cervicales a largo plazo.

¿Cómo corregir y mantener una buena postura?

Es un tanto complicado realizar este paso, ya que hay que ser conscientes de cómo se tiene el cuerpo en cada momento del día. Pero mejorando algunos puntos clave es posible conseguirlo.

Estando de pie

Se necesita mantener el pecho arriba y el abdomen abajo, los músculos abdominales juegan un papel importante para estabilizar el cuerpo. Mantener las rodilla solo un poco flexionadas y el peso distribuido hacia ambas piernas.

Cuando se camina

Se debe hacer un esfuerzo por mantener la cabeza arriba y el cuello erguido, evitar mantener la vista fija en el suelo y pisar con firmeza (de talón a punta de pie).

Cuando se está sentado

Mantener la espalda recta es vital, hombros abajo y atrás al igual que ambos pies apoyados en el suelo.

Cuando se corre

Mantener los codos doblados para de esta forma mantener un ángulo que complete al movimiento de las piernas. Siendo cuidadosos de que al pisar se haga con la parte media del pie.

Al dormir

Afecta mucho la calidad del descanso por la postura que se tenga, es por eso que la mejor manera de hacerlo es en posición “fetal”, esto asegura una espalda recta.

Existen disciplinas deportivas que promueven los apropiados hábitos para la postura (como el Pilates) que también ayudan a percibir mejor cada parte de nuestro cuerpo. En cualquier caso solo debemos asegurarnos de cumplir lo antes mencionado y podremos notar como muchos de nuestros problemas y molestias cotidianos desaparecen.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *