¿Qué son los medicamentos homeopáticos?

medicamentos homeopáticos

Muchas personas vinculan erróneamente la homeopatía con otros procesos terapéuticos alternos como lo pueden ser la acupuntura, la fitoterapia, el naturismo, la osteopatía, el iridodiagnóstico, la macrobiótica, la quiropraxia, el Ayurveda, entre otros.

¿Qué es la homeopatía?

Realmente la homeopatía es la ciencia que estudia los métodos terapéuticos para curar a los pacientes de enfermedades, a través del principio que si una sustancia puede provocar ciertos síntomas en una persona sana.

Esta misma sustancia es administrada en muy pequeñas proporciones a una persona enferma que presente esos síntomas, esta activará sus defensas y por consiguiente sanará, siendo esta teoría conocida como la Ley de los similares.

Este hallazgo fue realizado por el médico y químico Alemán, Samuel Christian Hahnemann, hace más de 200 años y su término viene dado de Homeos (en griego – similar) y Pathos (enfermedad).

Los defensores de la homeopatía relacionan los beneficios de este tratamiento a la cura principalmente de las siguientes enfermedades, bien sea de origen infeccioso o alérgico:

  • Gripe o resfriado común
  • Tos
  • Diarrea
  • Migraña
  • Rinitis crónica o alérgica
  • Fiebre del heno
  • Trastornos digestivos
  • Sinusitis
  • Otitis
  • Amigdalitis
  • Dermatitis
  • Infecciones ginecológicas
  • Bronquitis
  • Bronquiolitis
  • Afecciones reumáticas
  • Infecciones urinarias
  • Sobrellevar los efectos secundarios de la quimioterapia
  • Asma

En España existen decretos legislativos que regula el uso humano y veterinario de la medicina homeopática, dentro de estas regulaciones se establece la clasificación de los productos homeopáticos en:

  • Con indicación médica probada
  • Sin indicación médica probada

En ambos casos el producto homeopático debe especificarlo en el etiquetado del medicamento.

Composición de los productos homeopáticos

Estos medicamentos de cepas homeopáticas pueden ser de origen vegetal, animal, mineral, orgánico y químico.

Son elaborados mediante continuas disoluciones de la sustancia que produce los síntomas de la enfermedad, estas disoluciones son hechas en agua o alcohol tantas veces como sea necesario, para después realizar un proceso de agitación, que se hace después de cada disolución.

Una vez evaluado al paciente y determinada la sustancia activa, se extrae lo que se denomina tintura madre (TM), siendo esta la que es sometida al proceso de dilución y agitación. Este procedimiento tiene el fin de diluir gradualmente el principio activo, se dice que cuanto más diluida se encuentre la sustancia medicinal, más alto es su efecto curativo.

De hecho, los detractores de los productos homeopáticos aseguran que no es que el remedio contengan propiedades curativas, debido a lo diluido que en algunas ocasiones esta la sustancia activa,  sino que es un medicamento inocuo y lo que hace  la mejoría de la enfermedad es el efecto placebo en el paciente, es decir el mismo paciente se autosugestiona al creer en esta medicina y en sus efectos curadores.

En la actualidad millones de personas recurren a estos tratamientos terapéuticos para tratar múltiples dolencias y aunque son muchos sus detractores, también son muchos los defensores.

medicamentos homeopaticos que son

Beneficios de los tratamientos homeopáticos

Los tratamientos con productos homeopáticos suponen una gran cantidad de beneficios no sólo para el paciente, sino también para el profesional de la salud. A continuación te mencionamos algunos de los principales beneficios:

Son medicamentos que no presentan contraindicaciones en la interacción con otros medicamentos, de igual manera los efectos adversos son pocos frecuentes.

Pueden ser tomados por niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, personas de la tercera edad  y en pacientes que toman medicina convencional.

Puede ser tratado de manera integral con un solo medicamento, lo cual hace que su tratamiento sea más económico.

Permite un conocimiento global del paciente, lo cual trae bienestar y salud general en el individuo que recurre a este tratamiento terapéutico.

Una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud es que las personas consideren no basar tratamientos homeopáticos en enfermedades graves.

Como en todos los temas relacionados con la salud la recomendación principal es no auto medicarse, sino acudir a un médico homeópata (quien es un especialista que luego de graduarse de medicina, se especializó en la terapia homeopática) que sea el quien te recete el tratamiento que te corresponda según la afección que presentas.

De igual manera es recomendable que cuando vayas a adquirir productos homeopáticos lo hagas a conciencia y en una farmacia, ya que tendrás la seguridad que los laboratorios han  cumplido con las normas establecidas para la elaboración de estos medicamentos.

Recuerda que hay muchas personas que se encargan de una manera un poco ruin de intentar algún tipo de fraude con este tipo de medicina no convencional.

Los medicamentos homeopáticos vienen presentados en glóbulos, cremas, óvulos o en gotas y a diferentes concentraciones como hace Farmaciacoliseum con sus innovaderos productos.

Su prescripción la realizará el homeópata. Se dice que la presentación en glóbulos es la más efectiva ya que como su administración es sublingual el cuerpo la absorbe de manera más rápida.

El principal conflicto en la medicina homeopática y la convencional

Algunas de las opiniones que apuntan a que es mejor la medicina convencional sostienen que la medicina homeopática no ha variado sustancialmente en más de dos siglos que lleva descubierta.

Sin embargo, la medicina convencional va adaptándose a nuevas técnicas y mejoras en sus procesos, tanto es así que cualquier medicamento o práctica médica que pudiese estar recomendada en el pasado, hoy en día pudiese estar contraindicada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *